INICIO / Exhibiciones / ¿PARA QUÉ?
¿PARA QUÉ?
Beatriz Olabarrieta, Enrique López Llamas, Juan Caloca y María Sosa
JUL 13, 2017

¿PARA QUÉ?
(x15)
un texto de Luciano Concheiro
 
 
¿Para qué?1 , ¿para qué?2 , ¿para qué?3, ¿para qué?4, ¿para qué?5, ¿para qué?6, ¿para qué?7, ¿para qué?8, ¿para qué?9, ¿para qué?10, ¿para qué?11, ¿para qué?12, ¿para qué?13, ¿para qué?14.
Pero, ¿para qué?15
 
 
________________
 
1 Preguntarnos para qué el arte es, en sentido estricto, preguntarnos qué es el arte. Cuestionarlo. Dudar de él.
 
2 La pregunta sobre el para qué (sobre la utilidad) deviene cuando algo sale mal, cuando algo deja de funcionar (cuando algo deja de ser útil): cuando nos decepciona. En La plenitud de la vida, el segundo tomo de sus memorias, Simone de Beauvoir cuenta que la primera vez que Sartre le habló seriamente sobre Heidegger fue en un banco de piedra en Sisteron, una pintoresca ciudad al pie de los Alpes. En esa ocasión le explicó cómo, según el filósofo alemán, “el mundo se revela en el horizonte de los instrumentos descompuestos”.
 
3 Cuando ya todo se descompuso; cuando vivimos —literalmente— rodeados de muertos; cuando unos cuantos individuos poseen más que la inmensa mayoría de la sociedad en su conjunto; cuando la especulación y la espectacularización dominan; cuando las obras de arte funcionan como activos financieros y sus nuevos espacios son los puertos francos libres de impuestos, zonas extraterritoriales y de tránsito, o las mansiones amuralladas: cómo no preguntarse una y otra vez, insistente y obsesivamente: el arte, ¿para qué? ¿para qué?¿para qué? ¿para qué? ¿para qué? ¿para qué?, ¿para qué?, ¿para qué?, ¿para qué el arte?
 
4 La respuesta al para qué sólo puede ser contextual, estar arraigada al mundo y atada a una práctica concreta. Las buenas respuestas a esta pregunta son una praxis.
 
5 Sin dudarlo, María Sosa responde de golpe: “para hacer visible lo que no es visible, hacer presente lo que ha sido dejado de lado, traer a la mesa lo olvidado”.
 
6 Para construir pararrelatos: relatos al margen del relato hegemónico. Y aún mejor: contra él. Cada pieza como una desviación dentro de la narrativa que nos quieren imponer. Cada pieza como una bifurcación.
 
7 Enrique López Llamas insiste: “quiero tratar de infiltrarme en la historia”. En seguida completa la frase: “y derribar monumentos”.
 
8 Para provocar un impasse. O simple y altaneramente: para provocar.
 
9 Hace poco, Xavier Nueno escribió acertadamente: “En un mundo caótico, en el que la información se da por exceso, el artista no es aquel que produce de la nada, sino el que trata de poner orden a la sobreabundancia y recompone los fragmentos de un mundo disgregado en infinitas perspectivas. En otros términos, el artista ni crea, ni produce, ni inventa; por el contrario, su trabajo consiste en encontrar, replicar, organizar, relacionar, archivar, reimprimir y, sobre todo, diseminar documentos producidos por otros”.
 
10 A media videollamada, Beatriz Olabarreta me dice: “para formar una constelación de tiempos”.
 
11 Por Whatsapp, Juan Caloca teclea: “para cambiar la realidad”. No le respondo. Un par de días después, mantengo la siguiente conversación: Alkisti Ef.: I don’t know how art can change the world // L.C.: It can? // Alkisi Ef.: I only know how some encounters with it can shift my affective disposition // But it sometimes happens // Affective disposition is not only about feeling // It’s about attachment to objects of desire // So in art, sometimes, these attachments appear to you as such (as attachments and not as promises or projections, etc) // And this feels awkward, it’s almost like a break, a shattering // That bears the potential for change.
 
12 Para decepcionar.
 
13 Para darse cuenta que el para qué siempre es un para quién. Es decir, para darse cuenta de que, al responder para qué, uno se posiciona políticamente: no hay respuesta neutral u objetiva.
 
14 Para ensayar lo que será. Unos relojes, una vitrina, unos tejidos, una urdimbre como preámbulo de aquello por venir.
 
15 Todas esas cosas para estar, aquí, juntos.

Vista de instalación , "¿PARA QUÉ?"

Fotografía: Ramiro Chaves

Exposición Colectiva, Parque Galería, Ciudad de México
De la serie El vencedor subvertido (vista de instalación), "¿PARA QUÉ?"

Fotografía: Ramiro Chaves

Enrique López Llamas, Parque Galería, Ciudad de México
Nacionalismo Económico, aceite que humea, 61 % del Producto Interno Bruto, expropiación petrolera en tiempos de López Obrador, huachicoleros, diciembre de 1938, Popokatepetl, serenidad ante el Gazolinazo, San Juanico 1984, reforma energética, Soberanía, Liberales vs Neolibreales, una alternativa al Cardenismo, artículo 27 constitucional, capas y capas de historia, (del náhuatl chapopotli, corrupción de tzaucpopochtli dios de los senderos, compuesto de tzacutli, engrudo, y popochtli, perfume), "¿PARA QUÉ?"

Fotografía: Ramiro Chaves

Juan Caloca, Parque Galería, Ciudad de México
Propuesta para construir y reinterpretar una ontología (detalle), "¿PARA QUÉ?"

Fotografía: Ramiro Chaves

María Sosa, Parque Galería, Ciudad de México
Siete ciudades al borde de una pared (detalle), "¿PARA QUÉ?"

Fotografía: Ramiro Chaves

Beatriz Olabarrieta, Parque Galería, Ciudad de México